NUESTRA HISTORIA

Conociendo el alto índice de violencia y la enorme necesidad de nuestra comunidad residencial para dar atención integral, que podría ayudar a niños, niñas y adolescentes vulnerables (NNA) a cambiar, Dios puso el deseo en la familia Monestina Franch de ser parte de la solución a este problema.
Ante la realidad mostrada por los magistrales de la Procuraduría de Santiago de los Caballeros, quienes se acercaron sensibles a la situación de la vulnerabilidad de los menores y solicitando la apertura de un centro residencial, nació en el 2011 lo que hoy se conoce como *Fundación Red de Misericordia*.


Nuestra esperanza es, y sigue siendo, que los niños, niñas y adolescentes en riesgo de nuestra comunidad, y de las áreas circundantes, puedan beneficiarse de tener una estructura, disciplina y orden, respaldada con el amor de Dios, buena enseñanza bíblica, educación, salud y un sin número de oportunidades para llevar a la práctica lo que están aprendiendo.

Con el deseo de servir a nuestra propia generación, mostrando el amor de Dios para beneficiar a la niñez desvalida, Dios en Su gracia y gran misericordia, nos concede la oportunidad de ser instrumentos en sus manos para servir, junto a otros, para Su Gloria. Además, ha permitido que nuestros ojos vean Su gracia al transformar las vidas de los menores. 

Sea Su nombre bendito por siempre y se haga Su voluntad en nosotros, No a nosotros, sino solo a ti sea la GloriaSalmos 115:1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.